miércoles, 15 de enero de 2014

La AMPLITUD de la crisis en RN

Enero-2014
Terminado el proceso electoral y consumada la derrota anunciada del oficialismo se abre un escenario caracterizado no sólo por la búsqueda de un diagnóstico -que explique porque en menos de cuatro años se llegó a tal situación política-, sino también de los responsables políticos de la debacle.

La “búsqueda de responsables” se ha instalado como la variable dominante de la actual coyuntura. Ha sido el detonante de lo que ocurre hoy en RN. Un cisma que esta fracturando al partido. Pero, la historia es antigua y se explica a corto y largo plazo.

En el largo plazo es la tensión fundacional entre las dos almas del partido: liberales y conservadores. De hecho, los “escenarios de quiebres” entre ambos grupos se arrastran, a lo menos, desde hace dos años cuando se creó un “escenario de ruptura” y se discutió insistentemente esa posibilidad. Pero, como en otras ocasiones, todo quedo en nada.

Y, en el  corto plazo, la “tensa y conflictiva” relación que se genera desde el comienzo del gobierno entre Piñera, el gobierno y el partido. Desde muy temprano el partido se queja públicamente de que no es bien tratado por La Moneda. No hay que olvidar que Allamand antes de entrar al gabinete en enero del 2011, tenía una actitud política bien crítica del gobierno y del Presidente.

El conflicto estaba latente y las palabras de Allamand lo actualizan. Desde que Allamand afirmó que el responsable de la derrota es el presidente, el partido comenzó a incendiarse; en palabras de Monckeberg, comenzaba la guerra y, por tanto, era imperativa la paz.

El partido está en crisis y en una coyuntura de fragmentación. En lo grueso, frente a frente el partido y los piñeristas. Las fugas ya habían empezado con Platovsky, Cantero y Horvaht. Siguió con Larraín e Ibáñez. Ahora, llegó el turno del trío Godoy, Rubilar y Browne en torno al movimiento con pretensión de partido AMPLITUD. Al mismo tiempo hay muchas importantes figuras del partido en proceso de “reflexión” y se especula que en los próximos días y semanas se producirán más renuncias. El problema político de hoy es que las renuncias y el “desangramiento” del partido se están produciendo a goteras y la agonía e incertidumbre se prolonga.

Esto no es todo. El gran triunfo de Piñera es haber generado en su gobierno lo que se empieza a llamar  piñerismo”; es decir, un movimiento político en torno a su personalidad. No olvidemos que es el personaje público-político más poderosos del país: articula capital económico y capital político. Piñera, en rigor, no necesita a nadie para ser candidato a la presidencia de Chile.

En consecuencia, durante el gobierno de Piñera el partido que lo llevó al gobierno, entro en una dinámica centrífuga que se ha manifestado hasta hoy en dos grupos escindidos: el piñerismo y el grupo AMPLITUD. El proceso está en plena maduración.

La renuncia de tres diputados al partido tiene relevancia no sólo por el hecho de que se pone en marcha una proceso de escisión, sino también porque debilita al partido a nivel político, electoral y legislativo. Sin duda, el partido ha sido herido y se desangra lentamente.

¿Qué es AMPLITUD?
                            
En primer lugar, es la respuesta política que da un sector de RN –minoritaria, se dice-  a la crisis interna del partido; que, a su vez, forma parte de la “crisis integral” del sector. En su documento fundacional afirman que “nuestro tiempo en Renovación Nacional se ha agotado y el espacio para nuestras ideas ya no es viable dentro del partido… no es honesto postergar nuestras convicciones sólo para asegurar la paz interna del partido. Para nosotros, RN es hoy un partido conservador donde las diferencias no son respetadas… y alertados por la derrota electoral de la que somos responsables, es nuestro deber alzar la voz y dar este paso”.

En segundo lugar, AMPLITUD es la voluntad política de crear un partido de centro-derecha liberal. En efecto, el mayor incentivo del grupo es tener la convicción de que si bien sus ideas son minoritarias al interior del partido, en la sociedad son mayoritarias y vigentes. Por ello, “hoy es el momento de formar un nuevo partido político que proyecte nuestras ideas y contribuya a la amplitud de la Alianza”. El partido los ahoga y limita. Por tanto, “hoy empezamos de cero… hoy partimos un nuevo movimiento político”.

AMPLITUD no comparte caudillismos ni aventuras populistas. Quieren, de hecho, “reivindicar la importancia de la política y de los partidos”. No obstante, sobre la base del realismo político, el grupo tiene claridad en torno a lo complejo que es crear un partido o movimiento político.

Por ello,  hacen “un llamado a Evópoli y a todas las organizaciones sociales que concuerden con nuestros planteamientos, a que juntos formemos un nuevo partido dentro de la alianza… y aspiremos a participar con un candidato de nuestro partido en las primarias presidenciales de la Alianza… y de esta forma llevar por primera a alguien de nuestra generación política a la Presidencia de la República”.

En tercer lugar, AMPLITUD es la voluntad política de ocupar un espacio político en la competencia democrática. Cómo sus ideas tienen demanda ciudadana quieren, por medio de éste “nuevo partido, lograr la unidad de todos los independientes de centro y de derecha que no se sienten interpretados por los partidos actuales”. Pero, la convocatoria es más amplia. No sólo se interpela la condición de independiente, sino también la condición de liberal y moderado.

De hecho, el espacio político en disputa no sólo se define por ser independientes de centro y de derecha, sino también por ser un espacio donde confluyen liberales moderados de centro que se sienten ajenos a los partidos tradicionales. Es justamente, el espacio que logro captar Velasco en las primarias y que, entre otros, impidió que Allamand ganara la primaria.

Frente a esta intención, Velasco reacciona y se declara de centro-izquierda y destaca que no tiene puentes con AMPLITUD. El mismo Carlos Larraín, mencionaba que el ex ministro les llevaba mucha ventaja.

En cuarto lugar, AMPLITUD  es la voluntad de política de crear un partido con vocación de poder que fundamente su acción política e ideológica en el liberalismo

El grupo se reconoce como de “centro-derecha liberal”. Para ellos, “el liberalismo es mucho más que un mecanismo económico con fines desarrollistas. El liberalismo es una opción política cuyo fin es defender las libertades individuales”.

Para AMPLITUD la centro-derecha del siglo XX fue “una fiel defensora de la democracia representativa y de la progresiva liberalización de las costumbres”.

Su liberalismo también se expresa cuando afirman que quieren una sociedad que “valore el respeto… el derecho a opinar libremente sin temor a represalias”.

Su liberalismo de centro-derecha se observa en el rol que le asignan al Estado. Para el grupo, el “Estado debe garantizar que los ciudadanos tengan la oportunidad de desarrollar sus proyectos personales en la medida de sus capacidades y esfuerzos”; pero, no debe caer en “la tutela ni el asistencialismo”. Creemos en una sociedad, afirman, “donde las personas sean dueñas de sus vidas y en que nadie esté obligado a sacrificar sus valores por imposición del Estado. A la confianza ciega en el Estado de nuestros adversarios políticos, nosotros ofrecemos confianza en las persona… valorización del trabajo… respeto a la privacidad y a la propiedad privada”. AMPLITUD, se la juega “decididamente por el emprendimiento”.

En quinto lugar, AMPLITUD es la voluntad política de romper con el pinochetismo. No sólo rechazan decididamente “los atroces crímenes y atropellos” de la “dictadura de Pinochet”, sino también los responsabilizan con haber interrumpido el desarrollo del liberalismo político: “este proceso hoy lo retomamos con fuerza” han afirmado. Es más, trazan y definen “con mano firme la frontera entre nosotros y quienes toleran, amparan o justifican dictaduras”.

En sexto lugar, AMPLITUD es la voluntad política de instalar una nueva generación en posiciones de poder no sólo al interior de su sector, sino también en el contexto del sistema político chileno y del nuevo ciclo socio-político en desarrollo.

Sin duda, el desafió es grande y la tarea monumental. Independientemente, de si logran sus metas políticas –formar un partido liberal de centro derecha- su presencia genera hoy efectos de poder de corto mediano y largo plazo sobre el sistema político chileno.

En el corto plazo se potencia el escenario de renuncias; y, en el mediano plazo, se va flexibilizar la política de alianzas. La mayor autonomía de estos diputados en términos políticos y legislativos va permitir que muchas iniciativas de la Nueva Mayoría sean despachadas con cierta rapidez. Carlos Larraín ha alertado, en los últimos días, sobre el impacto que esto pudiera tener para el programa de la Nueva Mayoría, incluido, el tipo de sistema electoral que se pudiera aprobar.

De hecho, AMPLITUD se abre “al debate de las reformas constitucionales dentro de la institucionalidad para lograr los cambios necesarios que profundicen nuestra democracia y acojan las transformaciones sociales que los chilenos necesitan, incluyendo la reforma al sistema binominal, el voto de los chilenos en el extranjero y un nuevo pato social con los pueblos indígenas que les otorgue reconocimiento constitucional insertos en la nación chilena, única e indivisible”.

Ello, no obstante, no implica que no se sientan parte de la Alianza por Chile. En ningún momento reniegan de su pertenencia ideológica y política a la centro-derecha. De hecho, en todo momento de su documento afirman que son parte de ese proyecto: contribuir a la amplitud de Alianza, participar en la primaria de la Alianza, formar un nuevo partido dentro de la Alianza son las afirmaciones que hacen entorno a su domicilio político.

En consecuencia, en el largo plazo –próxima presidencial- se podría producir un quiebre político y electoral –sobre todo, si hay un sistema electoral proporcional- de este grupo con la UDI y RN. El camino propio, por tanto, podría ser la estrategia. Hoy no se vislumbra una posibilidad de ese tipo; pero, no se descarta que busquen consolidar su identidad política. Hay muchas variables que despejar.


En los próximos días y semanas asistiremos a ver cómo AMPLITUD evoluciona políticamente. Veremos, cómo comienza a dar pasos para transitar de un grupo, a un movimiento y de ahí a un partido. Veremos, cómo se produce su crecimiento y cómo se relaciona con los otros actores de la derecha, principalmente, con el piñerismo y la UDI. Veremos, cuál es la real amplitud de AMPLITUD.

No hay comentarios: