miércoles, 17 de febrero de 2016

Las platas de Ñuñoa

Febrero-2016

Conversando con Guido Benavides
Concejal RN Ñuñoa

Las platas municipales siguen jugando un rol central en la política local. Sin duda, será un tema recurrente en la campaña; sobre todo, al interior de la fuerte pugna que hay en la derecha local entre el “sabatismo” y la dupla Zarhi-Caro. Cómo una forma de equilibrar las acusaciones de un lado y otro, conversamos con Guido Benavides sobre las platas del municipio.

Si nos concentramos en el tema de las platas de la municipalidad, en particular, las últimas declaraciones a propósito del sumario de la Contraloría, me parece que hay que entender en el largo plazo esta coyuntura; sobre todo, desde las acusaciones de déficit que empiezan a suceder desde septiembre u octubre del año pasado. Por tanto,  este episodio es uno más de una larga sucesión de declaraciones públicas que en términos políticos tiene como fin desacreditar la gestión de Sabat. ¿Cuál es tú visión del asunto?

Estoy de acuerdo, sobre todo, cuando vemos el tratamiento que se le está dando al tema. Hay dos opciones: ignorancia o mala fe. Donde ha podido el Alcalde ha dicho que se dejó un presupuesto inflado de $ 68 mil millones y que hoy debe funcionar sólo con $ 43 mil millones…

Pero, ¿por qué ignorancia o mala fe?

En primer lugar, efectivamente el presupuesto del año 2015 es lo que él dice; pero, el presupuesto que Sabat dejó presentado para el 2016 era de $ 53 o $ 55 mil millones. Esto ocurre porque el presupuesto del año pasado –de $ 68 mil millones- contemplaba el aporte que el gobierno central hace a educación que son $ 15 mil millones y que por una instrucción que llega en el 2015 de Contraloría –a todos los municipio- que dice que esa plata que pasaba del municipio a la Corporación, ahora pasara directamente a la Corporación sin la mediación del municipio. Por tanto, al hacer la resta quedamos en la cifra que te mencione y que fue el presupuesto que dejó el ex Alcalde. En segundo lugar, cuando Zarhi recibe la propuesta de presupuesto él dice que esta inflado y que es una mentira; y que, hay que ajustarse a la realidad y bajarlo a $ 45 mil millones. Pero, los primeros días de enero y luego de haber sido aprobado el presupuesto se modifica y se agregan como $ 5 mil millones; es decir, con eso llegamos a una cifra muy similar al presupuesto que dejó Sabat.

¿Cuál es la ignorancia o la mala leche?

Instalar en la opinión pública que hay un presupuesto de $ 68 mil millones y que va tener que funcionar con $ 43.000 millones. Está mintiendo por dos razones; porque no hay que considerar esos $ 15.000 millones y porque hay una modificación presupuestaria. En definitiva, se trata de dos presupuestos muy similares.

Me da la impresión que mucha de la confusión tiene que ver en cómo se maneja un presupuesto y cómo se hace el balance final al terminar el año; por lo que, es posible jugar con las platas de la misma manera que lo hace cualquier familia.

Claro; uno juega con las cifras y con el ítem. A diferencia de tú plata o la mía es que la eficiencia en un presupuesto público es gastar la plata y no guardarla; es decir, mientras más ejecuto, más aplausos me llevo porque quiere decir que fui eficiente en los gastos y que efectivamente gaste lo que tenía presupuestado. No hay que olvidar que Zarhi era concejal y el voto a favor de todas las modificaciones presupuestarias que presentó Sabat y él jamás advirtió lo que hoy día está señalando.

Pero, es difícil hablar de ignorancia cuando hay asesores y gente que sabe del tema.

Cuando se discutió el presupuesto con su personal de confianza estos temas se hablaron y los asesores reconocieron que el presupuesto debía tener algunos ajustes y que había que considera este recorte de los $ 15.000 millones. El que hace las declaraciones públicas es el Alcalde y no sus asesores por lo que es una mentira cuando dice que hoy debe resolver con $ 43.000 millones.

¿Por qué tendría que mentir?

Porque no sabe o para justificar su ineficiencia echándole la culpa a la gestión anterior. Es falso que tenga que hacer lo mismo que se hacía antes con $ 68.000 millones. No son $ 43.000 millones; por lo que te explique son dos presupuestos muy similares. Yo pregunto, ¿por qué no se hace cargo de que en Enero en la Corporación de Desarrollo Social no se pagaron las cotizaciones dentro de plazo y las pagaron después?; ¿por qué no se hace cargo que no pagaron, por primera vez en la historia, reconocido por el Secretaria General de la Corporación, el bono PSU?

¿Cuál es tú respuesta?

El Alcalde dice que no hay plata. Pero, yo te invito a averiguar cuanta gente nueva han contratado en la Corporación; si no hay plata porque contrato gente. Se trata, en definitiva, de enlodar la gestión Sabat.

Esto de las platas comenzó al salir Sabat. En consecuencia, en esa fecha ¿había déficit municipal?

Yo tendría cuidado con hablar de déficit. Cuando se dice que hay un déficit, la gente lee que no hay plata y que falta plata. Cuando Zarhi habla de déficit habla de la ignorancia porque sólo se puede hablar de déficit cuando termina el ejercicio presupuestario el 31 de diciembre. Por ello, todo informe anterior a esa fecha es relativo porque esas cifras hay que proyectarlas al terminó del año presupuestario. Cuando yo le preguntaba a él y a sus asesores por la proyección de los ingresos de octubre a diciembre –como una forma de saber si podría hablarse o no de déficit- las cifras no eran tan negras como se decía. De hecho, cuando recibimos el informe del año 2015 efectivamente hay una deuda de como $ 1.900 millones. Se trata, por tanto, de una cifra muy menor y manejable. A mí, me gustaría saber cómo va quedar el municipio cuando termine su gestión.

Según lo que dices, ¿no hay déficit cuando asumió Zarhi?

No se puede hablar de déficit al medio de un ejercicio presupuestario.

¿Qué rol juega la clínica en este déficit?

Una de las razones que da Zarhi para ponerle fin al comodato de la clínica y que la administración volviera a la municipalidad de la Corporación, es que la Corporación no tiene dinero para solventar la administración del edifico que según dice es de $ 100 millones. Pero, en la última modificación presupuestaria nosotros le traspasamos a la Corporación $ 1.000 millones para el ítem de administración del edificio de la clínica; por lo tanto, la plata esta. Ahora, como el 01 de febrero se puso fin a ese comodato yo me pregunto ¿cuándo vamos a tener de vuelta la plata porque ya no se justifica que esta allá?

Espero que esa plata vuelva al municipio en la próxima modificación presupuestaria. Además, también espero que son se esté usando para pagar las nuevas contrataciones de personal.

¿Qué pasa con la última polémica del sumario de la Contraloría?

Se detecta una gran cantidad de dinero que no se cobró por concepto de patentes y derechos desde la década de los ochenta. Junto a esto, encuentra que hay problemas con el sistema de registro computacional que no ha sido eficiente en captar los datos del antiguo sistema; por lo que, hubo datos y registros que no se incorporaron al nuevo sistema computacional. Entonces, la Contraloría hace un sumario por este punto. Esto, nuevamente viene a generar confusión en la opinión pública porque queda la sensación de que Sabat aparte del déficit no cobró como $ 20.000 millones.

¿Qué pasa con las deudas que se mencionan con Chilectra, Demarco y otras menores?

Siempre hay que pagar cuentas y facturas mensuales, trimestrales. Él fue concejal once años y fue solidariamente responsablemente con lo que ocurría; por lo que, hoy no puede estar diciendo que está conociendo lo que pasa en la municipalidad. Es más, por los informes del movimiento de las platas que se nos entregan trimestralmente y por la inquietud de cada uno de los concejales, el Alcalde estaba en pleno conocimiento de los movimientos financieros de lo que se gastaba e ingresaba; él estaba, teóricamente, involucrado en la gestión cuando era concejal. Por eso digo: ignorancia o mala leche.

¿En qué está la auditoria que se pidió?

La Nueva Mayoría presentó la solicitud que Zarhi aceptó. Quedó en proceso de elaboración de las bases. Desconozco en que esta. Hasta hoy, no me ha llegado nada.

Desde el punto de vista de las transparencia de la platas es una idea buena idea para todos; ¿qué te parece?

Es lo más normal y natural del mundo. Me gusta que se haga porque va clarificar muchas cosas. Pero, siento que la finalidad de Nueva Mayoría con la complicidad de Zarhi es instalar la idea de que hay deuda, que había desorden y que todo estaba mal hecho en la gestión anterior. Lamentablemente se logró el objetivo de que hay problemas de plata y que Pedro Sabat es el responsable.

Es delicado el tema de las platas y hacer acusaciones sobre todo cuando es con fines políticos. A tú juicio ¿estas polémicas son más reales o artificiales en el sentido de buscar beneficios políticos?

El manejo de plata es un tema muy delicado, sobre todo, cuando son recursos públicos. Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice; más aún, cuando lo dice un Alcalde. Él no tuvo ese cuidado e instalo algo que no sabes si es así o no. Yo tengo claro, que no es así. Es más, como concejal él sabía que no era así; pero, hoy día para justificar el no poder realizar muchas cosas opta por lo más fácil: no hay plata porque la gestión anterior dejó deudas.

Finalmente, ¿cuál es la real situación financiera del municipio hoy?

Si tan mal estamos de plata porque suplementamos como nunca el ítem Publicidad y difusión; ¿porque es año electoral? Si tan mal estamos de plata porque se contrata más personal. Es obvio, que si yo tengo tantos problemas de plata me apretó el cinturón en todo y hoy no se ve eso en la municipalidad.

Esto ¿va seguir siendo un tema de campaña?

El Alcalde no tiene porque ser un experto en presupuesto. Para eso tiene sus asesores y expertos y no tengo dudas que sus equipos se lo han dicho. No sé porque sigue insistiendo ante la opinión pública y los medios  porque cuando su discurso al interior del concejo y comisiones de presupuesto es otro.

Ordenemos lo que acabas de mencionar; ¿cuál es el discurso ante la Opinión Pública?

Que Sabat dejó un presupuesto inflado y que hoy va tener que funcionar con $ 43.000 millones. Y, que la gestión anterior dejó déficit y deudas.

¿Cuál es el discurso ante el concejo y la comisión. 

Cuando discutimos el presupuesto con los equipos técnicos quedó claramente establecido –están las actas- nunca íbamos a tener un presupuesto similar al anterior porque estaba el tema de la Contraloría que lo rebaja en $ 15.000 millones. Luego, con la última modificación presupuestaria se llega a un presupuesto similar en torno  los $ 53.000 millones. ¿Por qué no dice nada de esto a la Opinión Pública?

No hay comentarios: